Lazos del Destino [Okajima]

NAKAJIMA YUTO

No recuerdo el por que pero en aquellos instantes estaba ahí sentado en una macetera  alejado del barullo del centro , de toda la multitud de la gran ciudad que gritaba de emoción esperando el año nuevo. Pero para mi no había emoción, ni ganas de estar festejando, estaba deprimido con la cabeza baja y hundido en mis propios pensamientos mientras bebía un vaso de café expreso ya bastante frio.
A pesar de mi mal estado , en ese instante por asuntos del destino alguien paso a mi lado, y detuvo su caminar justo a mi costado, no quería prestar atención, pero después de unos segundos al percatarme que no se retiraba fue inevitable voltear y ver de quien se trataba.
Era un chico, sin nada espectacular en el, de complexión normal, de cabello con corte juvenil, cargando una guitarra en su espalda, tan simple y sencillo como yo mismo.
“Me puedo sentar” me dijo, con una cara que parecía que realmente necesitara sentarse justo a mi costado, con un movimiento de cabeza le permití hacerlo, ambos estábamos sentados al costado del otro , pero ninguno decía mucho.
Pasaron algunos minutos y a lo lejos se empezó a escuchar truenos y estallidos de cuetes que iluminaban el cielo nocturno, gritos de la gente deseando  felicidades por todos lados, yo solo miraba al piso hasta que el me toco el hombro y me dijo “ Feliz año” ofreciendo la mitad de un panecillo que al parecer había sacado de la bolsa de su chaqueta.
Mi cara de sorpresa  lo asunto un poco, pues intento retirar el panecillo, pero antes de que lo hiciera acepte su regalo y empecé a comerlo mientras mirábamos el iluminado cielo, era extraño que yo aceptara algo de un desconocido, podría ser una trampa, podría ser un engaño,  pero, su rostro por mas que quisiera evitarlo resultaba tan neutral y calmado, claramente veía que no buscaba ningún problema.
¿Porqué estas solo en año nuevo? – me pregunto intentando romper el silencio, yo le respondí fríamente “¿debería estar con alguien? , el solo sonrió y dejo escapar una risilla diciendo “ pues después de todo estas conmigo, no estas solo, ¿no?. En lugar de contestar fríamente de nuevo, no pude evitar sonrojarme un poco, y continuar comiendo el panecillo que aquel extraño me regalo.
El sin que yo le preguntara empezó a contarme su razón por la cual no tenia a nadie mas en aquel instante, su madre una modelo ocupada, su padre un hombre de gran renombre y de negocios múltiples, siempre estaba solo, no podría decir que tenia amigos ya que nadie se digno a llamarle ese día. Parecía que el en aquel día estaba mas solo que yo, quien solo salió de su casa evitando tener una noche agradable en familia. Me sentí tan tonto de que mis problemas fueran tan superficiales, tan egoístas que simplemente no pude evitar sonreírle y decirle al igual que el me lo dijo “Feliz año”.
El se levanto de la macetera y cargo nuevamente su guitarra en la espalda, listo para partir me atreví a decirle que si podríamos ser amigos, el solo me contesto que los amigos son aquellas personas que están al lado del otro cuando el destino de ambos se entrelazan por siempre.
El no dijo mas y se fue, en aquel instante me pregunte si debí preguntar su nombre.


OKAMOTO KEITO.
Algunos meses pasaron desde aquel año nuevo donde vi a un joven sentado, hundido en su propia depresión , tan igual a mi, tan parecido a mi, que no pude evitar sentarme a u costado y compartir la soledad con el. No le pregunte su nombre cuando me marche de aquel lugar, tampoco el me lo pregunto, no creo que fuera falta de interés, creo que ambos confiamos en el destino y en que en algún otro momento nos volveríamos a encontrar.
Una tarde de primavera estaba sentado en una banca de madera debajo de un árbol, había algunas personas caminando por los corredores del parque. Yo estaba pensando en algunas cosas, como en las notas de una nueva canción, pero siempre que intentaba reunir algún sentimiento que llamara a mi imaginación la imagen de aquel chico se cruzaba en mi cabeza, seria que en aquellos instantes me empezaba a volver loco.
Recargue mi cabeza sobre el respaldo de la banca y justo cuando me adormecía, escucha una voz entonando una melodía, no escuchaba muy bien, pero inmediatamente tome mi guitarra y empecé a tocar sin sentido algo mientras intentaba localizar de donde provenía esa voz.
Era una voz suave y natural, sencilla y clara, camine y la voz subía de volumen, era una canción popular , irónicamente una canción infantil de las que comúnmente te enseñan en el jardín de niños. Camine y camine hasta que sin darme cuenta choque contra alguien provocando que este callera al piso conmigo, junto con esa caída la música termino.
Al abrir los ojos, me di cuenta que quien había tumbado al piso era aquel chico que conocí antes, el sorprendido al igual que yo , solo me regalo una sonrisa como aquella que me ofreció tiempo atrás.
Me levante del piso, y le ofrecí una mano para que él se pusiera de pie de nuevo. Le iba a preguntar que si él era el que estaba cantando, pero él se me adelanto en hablar.
“Mi nombre es Nakajima Yuto”  extendió su mano esperando que yo respondiera aquel gesto.  Estaba tan sorprendido de eso, que parecía que me habían convertido en piedra, pero antes de que volviera a reaccionar me volvió a decir algo “ Tu lo dijiste antes que para ser amigos, el destino nos tenia que volver a cruzar” , el sonrió y volvió a extender su mano. Entonces  yo reí de que recordara lo que le dije anteriormente y sin mas remedio me presente  ante el como Okamoto Keito.

[CONTINUARA]

1 comentarios:

hitomy-Chan dijo...

No me gusta el Okajima soy más del Yamajima pero me arme de valor para leerlo y me gusto la trama es interesante <3

Kyaaaaaaaaaaaaaaaaaa al parecer el destino los quiere juntos ne <3
K emocionante!!!! Está claro k deben estar juntos <3 me gusto estaré esperando la CONTII ASÍ K GAMBATTE!!!!

Ya tenías 2 años sin actualizar me sorprendi al ver k habías actualizado O.O espero más de tus fics escribes hermoso <3

Publicar un comentario